Mensajes etiquetados Literatura

¿Escribir es una maldición que salva?

 

  • No escribió la novela del dictador, como García Márquez o Roa Bastos, sino los cuentos del ama de casa
  • Los textos de Lispector son reconocibles, pero no inmediatamente; la variedad de su obra es desconcertante

 

¿Por qué la escritora brasileña Clarice Lispector (1920-1977) está conociendo un auge tan espectacular? En Brasil es una heroína nacional, citada hasta por futbolistas, leída hasta el punto de que algunas de sus novelas pueden comprarse en máquinas distribuidoras en el metro; de sus obras se extraen espectáculos teatrales, musicales, coreográficos, películas y series de televisión; algunas citas de sus cuentos –como “sopló la pequeña llama del día”– se han convertido en frases hechas. En el extranjero, las mejores editoriales –Des Femmes en Francia (responsable, gracias al entusiasmo de Hélène Cixous, de su lanzamiento internacional), New Directions en Estados Unidos, Siruela en España– están publicando sus obras completas. Los estudios, tesis y congresos sobre su obra se multiplican, y a las dos biografías brasileñas existentes (debidas a Nádia Battella Gotlib y a Teresa Montero) se añadió el verano pasado otra, completísima, escrita por el norteamericano Benjamin Moser. Pero quizá la pregunta está mal planteada. Lo que debería intrigarnos no es por qué Lispector está siendo conocida ahora, sino por qué no lo fue en su momento, en la generación a la que pertenece: la del boom latinoamericano. La respuesta, sin duda, es que Lispector era diferente.

Diferente, para empezar, porque los escritores del boom eran hispanoparlantes, mientras que ella escribía en portugués. Los García Márquez, Vargas Llosa, Cortázar, Borges, Donoso… se beneficiaron de la potente industria editorial española, que difundió sus obras. Lispector habría necesitado, además de un primer editor brasileño (que no siempre le fue fácil conseguir), otro editor, dispuesto a traducir sus obras al castellano; y eso sólo lo obtuvo muy tarde. LEER MÁS »

CINCO LIBROS RECOMENDADOS

He tenido la suerte de encontrar, últimamente, varios libros que me han resultado apasionantes, y quiero compartirlos con vosotras/os. Son dos novelas, dos ensayos y una autobiografía (solo hay un problema: de los cinco, tres no tienen edición española).

Me ha parecido extraordinaria la novela de la autora catalana Marta Rojals El cel no és per tothom (El cielo no es para todo el mundo). Ya había leído la anterior, L’altra, que me había resultado fascinante, a pesar (o quizá, en parte, a causa) de que tiene algo arisco, antipático. El cel … nos cuenta la historia de dos hermanas gemelas y un hermano a lo largo de cuarenta años. Son personajes representativos de una época (segunda mitad del XX, principios del XXI), de una clase social que lucha por ascender (obrero, peluquera, azafata…) y de una España que parece enriquecerse, progresar, proporcionar iguales oportunidades… pero donde no es oro todo lo que reluce. Y donde ser mujer u hombre es un dato fundamental. Como en muchas narraciones de autoría femenina, el embarazo no buscado es una pieza clave del argumento. A mí me han parecido magistrales tanto el lenguaje (Rojals tiene un oído extraordinario para las variedades del catalán hablado), como la estructura (la historia se cuenta mediante escenas cronológicamente desordenadas), el estilo (denso, indirecto, lleno de elipsis) y sobre todo los personajes; quizá el mejor, el de Pep, el hermano varón, un chico mediocre, débil, cálido, humano, conmovedor. Por cierto, la conclusión implícita de la novela parece ser que a fin de cuentas, las únicas relaciones verdaderas, significativas, con las que podemos contar, son las relaciones familiares, por más que a veces nos irriten, por más que no las hayamos elegido.

También me ha gustado mucho la nueva novela de Clara Usón, El asesino tímido. Comparte muchas cosas con las otras obras suyas que conozco (Corazón de napalm, La hija del Este, Valor): el estilo claro y límpido, la alternancia de distintos relatos que parecen ajenos entre sí pero terminan iluminándose mutuamente, el protagonismo de personajes femeninos adolescentes, los interrogantes ético-políticos (en particular los referidos a la guerra y al nacionalismo) y la indagación, entre líneas, sobre la condición de la mujer moderna. La vuelta de tuerca, aquí, consiste por una parte en mezclar las distintas historias en el mismo relato, y por otra en el hecho de que las tres historias corresponden a personas reales, a saber: el filósofo Ludwig Wittgenstein, la actriz de destape española, de origen ruso, Sandra Mozarovsky, misteriosamente muerta en 1977, a los 18 años, y… la misma Clara Usón, cuya infancia, adolescencia y atormentada juventud constituye para mí la más interesante de las tres, y da lugar a un último capítulo magistral en su mezcla de patetismo e ironía. No me parece casual, por cierto, que Usón haya elegido como figuras de referencia las de Mozarovsky y Wittgenstein: lo que nos dice, a mi modo de ver, es que una mujer que actúa en el campo de la cultura puede aspirar a ser la creadora de una obra de gran calado intelectual… pero el lugar que la sociedad, a priori, le tiene asignado, es más bien el de una figura decorativa para usar y tirar. LEER MÁS »

Mujeres al borde de un ataque de… literatura


De izquierda a derecha, Sarai Vega, Mentxu Rodríguez, ‘Disidente’, Josune Muñoz, Aida Santana, Mirari Aramburu, Begoña López e Itziar Díez. Sentadas, Pepa Crespo y Claudia Maldonado. Fotografía de Oskar González

 

Insaciables en su hambre de saber, estas vizcainas se reúnen cada lunes para destripar la literatura escrita por mujeres.

A primera vista parece solo un salón de lectura. Pero es mucho más. Skolastika es una revolucionaria oferta cultural, una ventana que se asoma a la cultura creada por las mujeres. La filóloga vasca Josune Muñoz lleva quince años divulgando la literatura femenina de Euskadi, de Asia, Oriente Medio, África… “nuestro pasado literario y el mestizaje actual”. Y por increíble que parezca tiene mucho éxito. “No es fácil encontrar un lugar como este con tantos fondos bibliográficos a tu disposición. Si pudieses acceder a esto de manera natural en las bibliotecas, en los clubes o en las universidades, el espacio no tendría sentido”, precisa.

De cinco a siete de la tarde, una docena de mujeres asisten embriagadas a un taller en el que se leen y analizan los textos autobiográficos de las féminas a través de la historia con una metodología específica. Y es que las mujeres tienen “hambre de conocimiento”, como reconoce Muñoz. Jaka, la más joven del grupo, alias Disidente (prefiere el pseudónimo) no cree que sea una leyenda urbana que ellas tienen más inquietudes culturales que ellos. “Se debe sobre todo a la construcción social y cultural sobre la feminidad y la masculinidad. Ellos van al fútbol y nosotras, a las movidas artísticas”. LEER MÁS »

Rebeldes y transgresoras

Día de las Escritoras 2018 Rebeldes y transgresorasLa conmemoración del Día de las Escritoras viene celebrándose el 15 de octubre desde hace ya tres años.Se trata de una inciativa de la Biblioteca Nacional de España (BNE), la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas y Empresarias (Fedepe) y Clásicas y Modernas, Asociación para la igualdad de género en la cultura (CyM). Se eligió esa fecha por ser el día de la onomástica de Teresa de Jesús (1515 – 1582), destacada figura de la literatura mística, a quien se recuerda con sus hábitos religiosos, reclinada sobre el escritorio de su celda del convento, con papel y pluma en mano. Ya se sabe que escribir fue durante mucho tiempo un oficio impropio del sexo femenino, de ahí que no sea una casualidad que antaño las escritoras hayan sido fundamentalmente religiosas o monjas como es el caso de Hildelgard von Bigen (1098- 1179) o la misma Teresa de Jesús. Sin embargo, a pesar de todos los obstáculos que tuvieron que vencer, en la historia de la cultura ha habido grandes escritoras. Podríamos citar muchas como Christine de Pizan, Mary Shelley, Germaine de Staël, Jane Austen, las hermanas Brontë, Virginia Woolf, Karen Blixen, Milena Jesenská, Silvia Plath, Marguerite Yourcenar, Simone de Beauvoir o Doris Lessing entre otras más. La lista es inabarcable de tantas como fueron y son. Escribieron y escriben poesía, filosofía, ensayos, epístolas, ficción, relatos breves, artículos periodísticos, novela y literatura infantil y juvenil. Aún así, muchas de ellas permanecen en el olvido y muy pocas figuran en los libros de textos o son reconocidas por instituciones oficiales. Lo terrible no es solo que no se les recuerde sino que hayan sido borradas. De ahí que sacar del desconocimiento a las mujeres escritoras es, además de un acto de justicia de género, un imperativo para tener una visión cultural de conjunto que no esté contaminada ni sesgada por el androcentrismo. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Sep 2019 >>
lmmjvsd
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín