Mensajes etiquetados educación

La manta de Buero

Reivindicar por ausencias: Historia de una escalera

Se preguntaba Buero Vallejo la causa de que un compañero del campo de concentración compartiera su manta con él. Hombre tímido, sensible y solidario, que criticó la brutalidad y la guerra en todas sus obras, los años de contienda, de cárcel y derrota le habían robado algo más que tiempo. Su agradecimiento a Juan Barrios era eterno, porque teniendo poco, apenas nada, una manta, le hizo partícipe de lo más preciado: dignidad de ser en plena lucha. Pareciera que no se puede elegir en los momentos difíciles, y, sin embargo, son esos instantes los que te enseñan la envergadura moral de lo que es correcto. Contaba Buero que el egoísmo y la lucha por la supervivencia en la contienda y el campo de concentración hacía que cada uno mirara para si: “el suministro era muy escaso, por las noches hacía frío y yo no tenía nada. El que tenía una manta se envolvía y el que no…”

Juan Barrios le ofreció su manta a un hombre aterido de frío y Buero no lo olvidó porque le debía la vida. “Yo sé cuánto vale un hombre cuando, en plena necesidad, no comparte ni un mendrugo de pan”.

La obra de teatro “Historia de una escalera” llega a los bachilleres y nos preguntamos si un dramaturgo como Buero ampliaba su solidaridad al género femenino. Parte de la crítica y del profesorado piensa que Buero quiere enseñar el papel de la mujer en aquellos años de posguerra y necesidad: una mujer cuyos sueños consisten en casarse y procrear, o en huir de las injusticias. Grandes diferencias entre ellas y “la vieja pagana”, o “la hija de la Dolores”, que no quiere casarse, y pueblan Yerma de Lorca.

Frases de la vieja pagana que me parecen vitales: “¿Dios? (…) a mi nunca me ha gustado dios. ¿Cuándo os vais a dar cuenta las mujeres que son los hombres los que tienen que ampararnos?” LEER MÁS »

¿Dónde están las mujeres en los libros de texto?

Un estudio demostró la ausencia de referentes femeninos en todos los contenidos de la ESO. Solo un 7,6 % de mujeres se citan en los libros de texto.

 

He sido invitada estos días a dar una conferencia en el Foro Internacional Ser Mujer en Puebla, México. Un evento que reúne a empresarias, académicas, estudiantes, políticas y artistas de todo el país, y que busca ayudar al empoderamiento de las mujeres. Durante mi estancia en esta hermosa ciudad he tenido encuentros con mis lectores mexicanos y entrevistas con los medios. Un periodista poblano me ha definido en un artículo como “la arqueóloga de vidas femeninas”. El titular viene a cuento porque desde hace más de 15 años me dedico a recuperar del olvido a importantes viajeras y exploradoras del pasado injustamente olvidadas. Cuando me preguntan una y otra vez por qué escribo sobre mujeres respondo que para llenar los espacios en blanco de la historia. Podría ser más explícita y decir que lo hago porque me indigna que, en pleno siglo XXl, las hazañas y logros femeninos sigan sin ser reconocidos. Que el mundo de la exploración sea aún territorio exclusivo de Marco Polo, Magallanes o el doctor Livingstone nos demuestra el largo camino que aún nos queda por recorrer.

Todos mis libros son un homenaje a mis antecesoras, aquellas mujeres, en su mayoría victorianas, que se enfrentaron a los prejuicios de su tiempo para hacer realidad sus sueños viajeros. En una época en la que se creía que una mujer no estaba preparada física ni mentalmente para explorar, ellas pusieron rumbo a lo desconocido. Egeria, Lady Mary Montagu, Mary Kingsley, Alexandra David-Néel, Ella Maillart, Osa Johson o Amelia Earhart demostraron que el demonio de la curiosidad no sabe de sexos. Estas damas intrépidas y aventureras realizaron estudios de campo pioneros, desentrañaron misterios geográficos y escribieron magníficos libros de viajes. LEER MÁS »

Nace el ‘Dominó de las Olas’: un juego para visibilizar a las mujeres en la historia

Domino de las olasEl colectivo Mujeres Por Mujeres ha creado un nuevo juego de mesa dirigido especialmente al alumnado de Educación Secundaria y Bachillerato con el objetivo de explicar las diferentes etapas del feminismo y visibilizar a las mujeres a lo largo de la historia. Se trata del ‘Dominó de las Olas’, el cual está fabricado de manera artesanal y tiene un precio de 16 euros. «Hemos trabajado el prefeminismo, así como la Primera, Segunda y Tercera Ola, centrándonos en este último caso en el ecofeminismo y, también, en el movimiento LGTBI», explican sus propias creadoras. LEER MÁS »

La representación de las mujeres en la cultura

Hace poco apareció en la prensa una polémica interesante en torno a la novela Lolita de Nabokov, entre Laura Freixas Vargas Llosa. El Nobel de literatura no entendía que la lectura con perspectiva de género del gran texto del novelista ruso es tan plausible como el relato estetizante que él defiende. Probablemente, la lectura de Lolita como la historia de un pederasta y violador de niñas es una lectura que sólo podemos hacer (¿las mujeres?) en el siglo XXI, frente a la interpretación hegemónica clásica de una historia de amor entre un hombre mayor y una adolescente de doce años. Todo clásico, como sostiene Umberto Eco, es una obra abierta. Pero el tema no es este.

El tema no es si Lolita es una gran novela o no (que lo es), ni siquiera si debe ser condenada éticamente (que tampoco), pues, efectivamente, no se puede juzgar éticamente al arte o la literatura. El tema es que en la historia del arte y la literatura hay una sobreexposición de la construcción de las mujeres desde un sentido objetual (como planteaba Laura Freixas en su artículo), que las devalúa, las estereotipa y las convierte en objeto continuo de acoso y sexismo, y que este enfoque cultural reiterado normaliza la violencia simbólica sobre las mujeres. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Jun 2019 >>
lmmjvsd
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín