Mensajes etiquetados acoso

Yo también

Publicado originalmente por El Periódico.es el 13/01/18.

No se lo han inventado las actrices que vistieron de negro en los Globos de Oro. Algunas mujeres valientes llevan décadas denunciando el acoso y sus consecuencias. Algunas, como la novelista Margaret Atwood, en novelas escritas hace más de 20 años. ‘El cuento de la criada’ y ‘Alias Grace’, dos de las mejores obras de la autora canadiense, recientemente adaptadas a la televisión, son dos alegatos contra la vieja historia del mundo: hay hombres que ejecutan, avasallan, abusan y dañan. Hay mujeres que aguantan, temen y callan. Puede que cueste mucho erradicar ciertas actitudes. Pero el silencio ya es historia.  LEER MÁS »

Colonia, Hamburgo, Bielefeld, Berlín, Stuttgart, Frankfurt, Bornheim… Suma y sigue

Imagen altercado Colonia Nochevieja EFE

Imagen de los altercados en Colonia en Nochevieja/ EFE

Día tras día, los medios de comunicación van desgranando terribles y humillantes casos de agresiones sexuales (violaciones incluidas) colectivas contra las mujeres en muchas ciudades alemanas durante las aglomeraciones festivas de Nochevieja. Para muchas, el año comenzó con violencia.

No son los únicos ni los primeros. En la memoria reciente tenemos la vergüenza de otras lacerantes agresiones y violaciones perpetradas en manada, como las de la plaza Tahrir de El Cairo en 2011 durante las protestas de la primavera árabe. Caso seguramente conocido porque varias periodistas occidentales probaron el amargo pan de cada día de muchas (invisibles) manifestantes egipcias. Una de las reporteras, Natasha Smith, manifestó: “Me sentí como carne fresca entre leones hambrientos. Estos hombres, cientos de ellos, pasaron de ser humanos a ser animales”.

Sin alejarnos de Egipto ni de las agresiones organizadas por turbas, Sihem Bensedrine, presidenta de la Comisión de la Dignidad y la Verdad, organismo tunecino que se encarga de investigar los abusos perpetrados desde el inicio de la independencia (1956), habla del uso sistemático de violaciones y agresiones sexuales como arma de guerra durante los regímenes de Burguiba y de Ben Alí. Delitos escondidos bajo un no menos criminal silencio apuntalado por la vergüenza. Ataques en grupo similares se dan en todo el mundo, en cualquier continente; por ejemplo, los crímenes de guerra perpetrados en África, en la ex Yugoslavia, o en cualquier país europeo (o no) durante las dos guerras mundiales. Lo cierto es que, para vergüenza de la humanidad, la violación no empezó a considerarse crimen de guerra hasta una fecha tan tardía como el 1992. A la vista de lo cual parecería que una cosa son los derechos de los hombres y otra muy distinta los derechos humanos.

Podéis leer el artículo completo en El Huffington Post desde aquí.

También podéis leerlo en catalán desde aquí.

Agenda

Calendario

<< Abr 2019 >>
lmmjvsd
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 1 2 3 4 5

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín