Bebés secuestrados. Madres robadas.

Publicado en Tribuna Feminista.

Bebés secuestrados

Pieza de la exposición de Empoderarte. Adriana Exeni. «Yo pecadora»

El robo sistemático de bebés con la connivencia de toda una trama que incluye a médicos, comadronas, enfermeras, personal de la limpieza, funcionarios de registro, enterradores, padres y madres adoptivos y, a estas alturas del siglo XXI, algún otro aparato que tiene que ver con la judicatura, tiene su pistoletazo de salida en noviembre de 1940 cuando el Ministerio de Gobernación legisla sobre los huérfanos de guerra. Este decreto afectará a los hijos e hijas de padres fusilados, desaparecidos, exiliados o perdidos por las cárceles, huidos y clandestinos y a las madres, esposas, hermanas que los acompañaban.

Independientemente de lo que estas mujeres pensaran, sólo por el hecho de tener un marido, padre, hermano “rojo” debían ser depuradas, como bien explica Vallejo Nájera en su Eugenesia de la hispanidad. Regeneración de la raza (1937). Por esa razón, en algunos casos, ni siquiera se les reconocía el estatus de presas políticas.

El ingreso en Auxilio Social, o en cualquier centro público, a través del Patronato de la Merced, y más tarde del patronato de San Pablo, significaba perder de forma automática la tutela legal. El decreto emitido por el Ministerio de Gobernación precisaba también que sólo podían obtener la tutela “personas irreprochables desde el triple punto de vista religioso, ético y nacional”.

Podéis leer el artículo completo en Tribuna Feminista desde aquí. 

Más información sobre la exposición Bebés secuestrados. Madres robadas del colectivo EmpoderArte en nuestar agenda, desde aquí.

Agenda

Calendario

<< Dic 2019 >>
lmmjvsd
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín