Escrito por Secretariatecnica

A mí no me iba a pasar

A MÍ NO ME IBA A PASAR. Laura Freixas. Ediciones B. 2019

Una magnífica obra de madurez. Cinco palabras para definir A mí no me iba a pasar, el último libro de Laura Freixas. Se podrían utilizar otras cinco, más relacionadas éstas con el género autobiográfico: Lucidez, autocrítica, honestidad y estilo depurado. Contemos como contemos, el resultado es una autobiografía imprescindible.

No es la primera vez que Laura Freixas publica un libro autobiográfico. Con anterioridad había visto la luz Adolescencia en Barcelona hacia 1970, publicado por Destino en el año 2007, Una vida subterránea. Diario 1991-1994 y Todos llevan máscara. Diario 1995-1996, en Errata Naturae 2013 y 2018, respectivamente. La publicación de este cuarto libro autobiográfico confirma la apuesta que la autora ha hecho siempre por este género literario, que lleva años escribiendo, leyendo, analizando y editando. Algo muy meritorio, si recordamos que es un género que nunca ha gozado del éxito, atención o prestigio que tiene la novela, otro género en el que Laura Freixas también ha trabajado.

En A mí no me iba a pasar, la autora se centra en los años en que vivió su matrimonio y maternidades, temas centrales de esta autobiografía. Con una estructura circular, habitual en este tipo de materiales, la narración se abre en el año 2003, en el momento en el que la autora decide poner fin a su matrimonio, y se cierra en el momento en que se dirige, física y simbólicamente a ello. Por el camino, más de trescientas páginas, un pormenorizado registro de las circunstancias y razones que le hicieron tomar esa difícil y arriesgada decisión, siendo ese pormenorizado registro la gran aportación de esta autobiografía. LEER MÁS »

El libro «Después de la derrota de Clitemnestra» ya está disponible online

Esta obra recoge la experiencia y las conclusiones del II Encuentro Internacional de Creadoras Escénicas, que tuvo lugar el pasado 2018 en el marco del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Ponemos a vuestra disposición Después de la derrota de Clitemnestra de manera íntegra y gratuita para que disfrutéis de su contenido y recurráis a ello siempre que lo consideréis oportuno. Compartimos a continuación una nota introductoria escrita por Victoria Cansino, una de sus editoras, para contextualizar mejor la importancia de esta iniciativa y sus resultados:
LEER MÁS »

La santa Juana de la Cruz, de Ana Contreras

TÍTULO: La santa Juana de la Cruz

DRAMATURGIA: Ana Contreras

DIRECCIÓN ESCÉNICA: Ana Contreras

LUGAR/FECHAS: en gira

 

 

 

La Edad Media, concepto en sí mismo capcioso porque supone un tránsito entre un pasado y un porvenir que la nombra, es el momento donde se gesta Europa. Cuando el renacimiento “dé por acabado” el medievo la Europa nacida del enfrentamiento, de las luchas religiosas, de la preponderancia de un poder que se extiende en lo geográfico a la par que lo va haciendo en lo económico, ha marcado sus reglas y las ha impuesto como idiosincrasia e identidad propias. Guerras y oscuridades, epidemias y hambrunas podrían ser las “palabras clave” que configurasen una etiqueta general popularizada del periodo. Sin embargo, o acaso por esa misma causa, suele obviarse, al sintetizar un tiempo e intentar comprender lo que llegó más tarde, el papel de las mujeres proponiendo y ejemplificando alternativas a la norma canónica. Ajenas a la guerra, el somentimiento y el poder, nacían las Cortes de Amor, la herejía cátara o “iglesia del amor”, la poesía trovadoresca, las “cantigas de amor y de amigo” de las que sabemos que una buena parte del anonimato autoral lo es, en realidad, porque sus autoras eran mujeres.

Y enfrentándose a las pugnas religiosas o las órdenes religioso-militares, a esa historia lineal que siempre acaba encontrando, en las mujeres, chivos expiatorios y botines de víctimas ofrecidas en sacrificio; diciendo no a los matrimonios para establecer alianzas políticas, la violencia de género institucionalizada y la exclusión absoluta de las mujeres en la toma de decisiones y en la cultura salvo que se abandonara el mundo humano, o sea, de los varones, se crearon comunidades de mujeres laicas unidas por una espiritualidad ajena a la jerarquía eclesiástica, aunque pudiera estar próxima al cristianismo no heterodoxo sin que tuvieran, sin embargo, el mínimo interés en ser reconocidas por Roma. Entre ellas elegían, democráticamente, a la que por un tiempo limitado sería su supervisora, la “Grande Dame”, cuyo cargo tenía asesoramiento de un consejo. La oración, su máxima de formar, educar y cultivar, se hacía práctica en el cuidado a personas enfermas, a los necesitados; y su trabajo, muchas veces artesano, no necesitaba un monasterio. Eran célibes por elección propia y no por votos reglados externos. Pero, por encima de todo, no renunciaron a su corporeidad mujer. Se las conoce como “beguinas” en Bélgica y Países Bajos, donde comenzó este movimiento y donde ellas se construyeron hogares-“beguinajes” (desde 1998, declaradas por UNESCO Patrimonio de la Humanidad). Su manera de vida llegó hasta el sur de Europa. En España, una equivalencia aproximada sería lo que conocemos como “beaterios”. Tanto las beguinas como las beatas acabaron siendo sospechosas ante la Iglesia, que frenó, al menos en apariencia, su libertad, exigiéndoles ciertas reglas que muchas comunidades acataron para poder continuar su tarea. LEER MÁS »

Carmen Martín Gaite rompe el canon androcéntrico en Andalucía

Por primera vez Andalucía incorpora a una mujer entre las listas de lecturas recomendadas para Selectividad en el caso de Lengua y Literatura. Esto quiere decir que jamás en la historia de la enseñanza una escritora entró legalmente a estos listados o recomendaciones dentro del área.

Carmen Martín Gaite se presenta como una paradoja, pues fue una mujer entrañable, cercana a estudiantes como yo, que, sin embargo, declaró varias veces no ser feminista, y que escribió una novela tan feminista como Nubosidad Variable, la cual, según Barbara Zecchi, sigue el “tiempo de las mujeres” de Julia Kristeva, la tesis del auto-descubrimiento de Elaine Showalter, y es un buen ejemplo de lo que se llamaría un texto conscientemente feminista. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Jul 2019 >>
lmmjvsd
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín