Mensajes etiquetados violencia machista

Presentación campaña #dependeti contra la violencia de género

Hoy 6 de Septiembre de 2017 se ha presentado en la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía la campaña contra la Violencia hacia las Mujeres, las Niñas y los Niños #dependedeti, realizada por la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres y subvencionada por el Instituto Andaluz de la Mujer. Las de Delegadas del Gobierno y de Igualdad de la Junta y la Coordinadora del IAM en Córdoba, ha querido estar presentes en la presentación de esta campaña en Córdoba.

Lourdes Pastor, ha sido la encargada de dirigir, guionizar y producir una campaña que ha contado con la colaboración de Martirio, Fran Perea, Marina García, Jorge Pardo, Miriam Díaz Aroca, Pablo Rubén Maldonado, Cristina del Valle y Jk Pastor. Pastor ha conjugado una vez más el arte y la denuncia social para concienciar a un amplio sector de la sociedad.

LEER MÁS »

Nos matan

Fachada del Teatro Español el 8M con el hashtag #NiUnaMenos

Ayer, en Vicálvaro.

Antes de ayer en Alcobendas y en Usera.

En Getxo…

Usan manos, puñales, cuchillos, sogas, trapos, hachas, mazas, líquidos corrosivos, líquidos inflamables, un palo, una sierra eléctrica, cualquier cinturón, una pistola, un saco, o varios, una piedra o un puñado.

EXTERMINARLA es la palabra-fuerza en la frente del feminicida, ya sea novio o ex, marido o ex, amante estable o casual.

Exterminarla, porque existió, libre o sometida, a su lado.

Exterminar junto a ella a hijas e hijos, a bebés, incluso, con el horror en sus pequeños rostros y un agujero de impotencia en la garganta.

Malograr en el instante, otras vidas de transeúntes o vecinos que quisieron ayudar. Malograr a largo plazo la vida de tantas huérfanas y huérfanos.

MATARNOS Y MATARSE DESPUÉS DE LA CARNICERÍA

Pero antes, violarnos por “despreciables, débiles, desconfiables”, porque la llamarada del odio alumbra en la frente del asesino sinónimos tóxicos vigentes y fácilmente aplicables “al conjunto de las mujeres”, que la Real Academia de la Lengua no desactiva.

LEER MÁS »

Después del 25 de noviembre: no tomarás la palabra de las mujeres en vano

Acción contra las violencias machistas promovida por Women in Black/ EFE

Acción contra las violencias machistas promovida por Women in Black/ EFE

El día siguiente al 25 de noviembre -Día internacional contra la violencia hacia las mujeres- escucho el editorial de un periodista del diario ara.cat de curioso y largo título: «Un caso de violencia sutil contra una chica explicada a un padre» (no sé si era relevante que se lo contara a su padre). El caso: un día en clase alguien preguntó que de cuántos puntos ganaba el Barça al Madrid en la Liga; la chica en cuestión contestó la pregunta, pero un compañero puso en tela de juicio la respuesta; en realidad, no le dio crédito hasta que un chico, un macho, la corroboró.

El editorialista se hacía cruces de esta desconsideración hacia la voz de una mujer, este rebajarla a voz de segunda o tercera. Como hace ya años que ejerce de periodista, me hago cruces con que este fenómeno le sorprenda: seguro que en muchas reuniones en cualquiera de las redacciones en que ha trabajado ha sido testigo de que una opinión no se ha considerado hasta después de que un hombre la repitiera, por mucho que previamente la dijera una mujer, una profesional. Es decir, la voz de una mujer no se había tomado en cuenta, no se había percibido o no se había querido percibir.

¿Cuántas veces no hemos visto a un hombre desautorizar o acallar a una mujer, propia o ajena, en la vida cotidiana o en la profesional? Puesto que es del oficio, ¿se ha detenido nunca a calcular el tanto por cierto de tertulianas en los medios, la poca voz que se les da (o cómo se las corta)?; es decir, el poco valor que se da a sus voces. ¿Se ha detenido a analizar por qué en los anuncios se opta por voces graves en detrimento de las agudas especialmente cuando se recomienda algo? ¿O que para ridiculizar a alguien se remede cómo habla pero con una voz más aguda? ¿No ve el periodista ninguna conexión entre todo ello y el hecho de que el testimonio de las mujeres todavía no se considere en juicios según la legislación de algunos países, o que su palabra valga la mitad que la de un hombre?

Podéis acceder al artículo completo en The Huffington Post.

También podéis acceder a él en catalán.

Violencias masculinas

El viernes pasado, mientras una tremenda masacre se abatía sobre París, a la hora en que los terroristas asesinaban a decenas de personas indefensas y se suicidaban, yo estaba en la Fundación March de Madrid viendo una película en la que un hombre asesina, o lo intenta, a personas indefensas y se suicida. La película (El fantasma de la ópera, 1925) se muestra comprensiva con él: no es mala persona; solo es muy feo, la sociedad le margina injustamente, y es el amor lo que le empuja a secuestrar a una mujer…

Me recordó otras obras de ficción, como King Kong, Lolita o Átame, donde se dan situaciones parecidas y que nos invitan, también, a entender al maltratador. Y junto a ese prototipo: el violento enamorado, digno de comprensión, la ficción nos presenta otro: el violento noble, digno de admiración, desde la Ilíada y el Mío Cid hasta las películas de guerra o del Oeste. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Dic 2017 >>
LMMJVSD
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Buscador por categorías