Mensajes etiquetados artes escénicas

ROSARIO DE ACUÑA: RÁFAGAS DE HURACÁN, de Asun Bernárdez

 

 

Fue una soñadora profesional. Por eso vivió, fuera del orden impuesto a las mujeres españolas de su época, como poeta, como exitosa autora y directora teatral, como empresaria, como periodista en algunos de los medios más importantes del momento, como montañera (ser paseante es otro modo de escribir, no lo olvidemos).

Fue una soñadora comprometida que entregó su espíritu de librepensadora republicana a la defensa de los derechos de las mujeres; sabía que esto significaba luchar por los más débiles, por las obreras y los obreros explotados a los que no se deja escribir el otro lado de la historia oficial, por los niños y niñas a los que se les roba la infancia, por los que nadie quiere ver no sea que nos reconozcamos responsables de la injusticia permitida. Pacifista, militante activa de la tolerancia y el respeto, a pesar del temprano reconocimiento público de su obra, que avalaron algunos de sus más ilustres contemporáneos, tuvo que firmar, alguna vez, con seudónimo que ocultara su condición de mujer. Cuando ingresó en la logia masónica alicantina “Constante Alona” su simbólico “Hipatia” traía buena parte de su manera de estar en el mundo. Su vínculo con la logia madrileña “Hijas del progreso” o con la logia “Jovellanos”, de Gijón, continuaría ese itinerario como podemos deducir al haberlas elegido. LEER MÁS »

Que veinte años son muchas mujeres. Escribiéndolas, reescribiéndome.

2ª parte de mi travesía escénica (1999-2018)

Ponencia realizada en la UNED, junio 2018, para el SELITEN@T (Centro de Investigación de Semiótica Literaria, teatral y Nuevas Tecnologías)

1998 es un año crucial en mi vida profesional y personal. Dejo el barco de Teatro Guirigai, que había codirigido durante 20 años intensos, en los que volqué toda mi energía. Me despido con una última actuación emblemática. El espectáculo: Más se perdió en Cuba, y el teatro: la sala Imperdible de Sevilla.

Docenas de historias de mujeres se almacenaban en mi interior, experiencias vividas que pedían tomar carne dramática. Mi labor como actriz derivó cada vez con más intensidad hacia la dramaturgia. A ello me he dedicado durante estos otros veinte años. La mujer como protagonista de mis textos, y yo como soporte emocional de sus vivencias y sus peripecias. Veinte años reescribiéndome, gozando y sufriendo con mis personajes, a veces llevándolas de la mano, o más a menudo dejándome guiar por ellas. Un nuevo viaje fascinante que no hizo más que empezar.

Tras este salto en el vacío, en el que ciertamente me encuentro algo perdida, preparo en solitario mi propia balsa con los frágiles troncos de la soledad, amarrados con la soga de la paciencia. Compro una agenda con cantos dorados, intento infundirme valor y buenos augurios. ¿Dónde me llevarán las turbulentas aguas de nuestra escena?… Donde me lleva el destino en forma de vagón de metro es al reencuentro con un viejo amigo, Fernando Bellón, con el que empiezo a compartir mi vida y cuya presencia me apoya y alienta en todo este nuevo periplo. Continuar aprendiendo, ese es mi lema. Mi intención es seguir siendo fundamentalmente actriz, pero el destino me da otras prioridades. Participo en talleres de dramaturgia y dirección. Y comienzo a escribir. Los textos manan de mí a borbotones, primero son breves, luego van adquiriendo eslora. Me busco en este momento de transición. Y mi primer texto breve es precisamente Tránsito, donde una actriz lee su muerte anunciada en la prensa. LEER MÁS »

“El precio”

 

Como en todas las obras de Miller, “El precio” muestra un profundo conflicto humano, sin olvidarse de contruir un telón de fondo que apela a lo social. En este caso, el crack de 1929, en Nueva York. Dos hermanos que han tomado dos decisiones muy distintas en su vida, un padre al que la crisis le ha pillado de lleno, una esposa que lleva mal no tener más dinero y un tasador con el que habrá que negociar el precio de todos los muebles que quedaron ahí, arrinconados, a la espera de ser vendidos. Y al igual que los muebles, todo el mundo parece esperar en esta obra. Y, por lo tanto, desesperar. Al amparo del rencor, o del miedo, o de la resignación.

Hay una enorme complejidad en ese hermano que soñó a un padre y decidió compadecerle para no salir de su pequeña e insatisfactoria vida. Y del hermano que se fue, sin soñar y sin compadecer a nadie y se construyó una vida algo más grande. Pero me pregunto si el trasfondo del éxito o del fracaso en ambos no estará, no tanto en el dinero como en sobreponerse a la figura del padre. Un hombre ya ausente, pero que se niega a morir. Porque nadie está del todo muerto si sigue generando conflictos. LEER MÁS »

La Consejería de Cultura de Cantabria se adhiere al proyecto ‘Temporadas de igualdad en las artes escénicas’

La Consejería de Cultura de Cantabria se adhiere al proyecto 'Temporadas de igualdad en las artes escénicas'La Consejería de Educación, Cultura, y Deporte de Cantabria, gracias al trabajo y la mediación de la actriz y socia Rita Cofiño, se ha adherido finalmente al proyecto ‘Temporadas de igualdad en las artes escénicas’, el cual promovemos desde Clásicas y Modernas con el objetivo de lograr, progresivamente, un mayor equilibrio en la presencia de mujeres y hombres en los distintos ámbitos escénicos. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Feb 2019 >>
lmmjvsd
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 1 2 3

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín