Mensajes en la categoría Cultura con Gafas Violetas

Imbatible eres tú, somos nosotras

 

 

Calambur nos presenta el libro Imbatibles, la edad de las mujeres un proyecto entrelazado, donde todo está conectado y que busca crear una suerte de redes para fortalecer testimonios que rechacen la indiferencia potenciando el esfuerzo y el reconocimiento social de las mujeres de cualquier edad, poniendo especial énfasis en las mujeres maduras. Imbatibles aspira a ser una corriente que sea vanguardia y haga visible otro feminismo. Cinco mujeres catalanas prestigian con su voz y su trayectoria profesional -medicina, gestión pública, docencia universitaria, derecho y política- el contenido de este trabajo, no exento de referencias y datos y que, estructurado en capítulos como corpóreas, rebeldes, visibles, eróticas, selectivas, poderosas, comprometidas, comunicadoras y espirituales, no dejan de lado a los hombres que nos acompañan. Ellas son: Mª Rosa Benedicto, Sara Berbel, Maribel Cárdenas, Estrella Montolío y Ester Pujol. ¡Hay que leerlas!

Nos dicen: las mujeres somos dueñas, tomamos decisiones, no podemos ser ignoradas. Nos aceptamos, no conocemos la derrota, tenemos una voz común. Somos plenas, asumimos con alegría una madurez creativa usando nuestro talento y experiencia y apostamos por un movimiento de acción y reacción con esta contranarrativa no solo para ser más libres y felices sino para que contribuya a instaurar y corregir las leyes que hagan posible la justicia social. Apostamos también por el poder del lenguaje –¡y esta afirmación no es banal!- para refundar un pensamiento, rediseñando nuevos nombres que destierren otros y esto significaría rediseñar también un futuro donde lo personal, lo cultural y hasta la biología, traspasen ciertos significados. LEER MÁS »

Rosalind Nashashibi, mirada a los espacios habitados.

 

Why Are You Angry?

 

Rosalind Nashashibi. Green Hearts

20 de septiembre – 2 de febrero de 2020

Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla

 

 

 

El pasado 19 de septiembre se inauguraba en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en Sevilla, una exposición de la artista anglopalestina Rosalind Nashashibi (1973, Croydon, Londres)que ha servido para conectar a la artita con su pasado sefardí. El conjunto de obras seleccionadas para esta muestra van desde las piezas más antiguas como Electrical Gaza, con Palestina como escenario, con obras recientes como Why Are You Angry? y Vivian’s Garden, protagonizados por mujeres y con el arte como nexo para hablar de ellas.

Lo que más brilla en el trabajo de Nashashibi son sus películas en 16 mm, lo que la aleja de la Era Digital para recobrar el grano e impregnar de cadencia su obra con una autenticidad capaz de traspasar la realidad. Una realidad principalmente política que la artista observa para robar momentos a lo cotidiano y apuntar su mirada de cineasta al tema que más la preocupa: las relaciones dentro de la comunidad y la familia.

Pero estas relaciones no son ajenas a los lugares en los que transcurren. Espacios urbanos que trata de forma inteligente o la intimidad de una casa, las gentes interactúan con estos lugares creando diferentes tipos de comunidades afectivas, ya sea en una peluquería, en un mercado o en un dormitorio. Eso sí, espacios siempre delimitados. Callejones angostos, alambradas o estancias claustrofóbicas. Un encierro que la artista denuncia como impuesto a una comunidad deseosa de actividad y donde la mujer, en el caso de los trabajos sobre Palestina, es la gran ausente. En estas obras sobre Palestina en concreto, los espacios tienen en común el contraste entre un país que se nos ha contado inmerso en constantes conflictos bélicos con otro que vive su día a día entre la venta de pescado a pie de playa, jóvenes jugando al fútbol o niños de mirada indiscreta.

La mitología también está presente en sus grabados y pinturas, especialmente en esta exposición en el Centro Andaluz, ya que la artista posee ancestros sefardíes con los que ha conectado el tiempo que ha estado invitada en Sevilla, aunque no son de tanto interés como sus obras audiovisuales.

La obra de Rosalind Nashashibi se encuentra recogida en la Tate Galery de Londres. Ha sido la primera mujer galardonada con el premio Beck’s Futures (2003) y en 2017 fue nominada al Premio Turner.

 

 

 

 

 

 

Viajes y flores

 

Penelope Lively. Vida en el jardín (trad. Alicia Frieyro Gutiérrez. Madrid: Impedimenta, 2019)

La preciosa y fértil tapa (las flores son de la ilustradora Katie Scott) y el título del libro de Penelope Lively (busquen los sinónimos de su apellido, búsquenlos…) me impelieron a regalárselo a una jardinera. Poco después, en cuanto lo empecé a leer, vi que era más que un camino de rosas; mucho más que un libro sobre jardinería.

Vida en el jardín es, como la hierba de burro (Erigeron karvinskianus), una especie invasora pletórica de anécdotas; invasiva como una uña de gato llena de crasas digresiones; como una hiedra que trepa por todas partes y de la que cuelgan historias y más historias; como una mimosa llena de savia que arraiga en cualquier sitio y florece de literatura. Inaugura una nueva forma de mirar el mundo: el jardinocentrismo y desde este prisma percibe la sociología, la geografía —me atrevería a decir incluso que la filosofía—, el sentido común y la vida; además, claro, de la botánica; plantas, árboles y humildes o monumentales jardines, y las manos que los faenan.

En las quince escasas páginas de la introducción tiene tiempo y espacio para hablar, entre otras cosas, de la feracidad de la naturaleza (tenemos que confiar en que, en última instancia, salve el planeta).

Y en mi caso está, además, la sensación de perpetuo asombro que me producen ese frenesí por medrar, la tenacidad de la vida vegetal, el dictado imparable de las estaciones.

LEER MÁS »

La maternidad y sus perversidades

 

He visto recientemente dos películas, dirigidas por mujeres, que retratan la maternidad: El despertar de las hormigas, de Antonella Sudasassi (2019), y One Day, de Zsófia Szilágyi (2018). El gran trabajo de sus respectivas actrices protagonistas, Daniella Valenciano y Zsófia Szamosi, nos sumerge con verdad y crudeza en cotidianeidades tan diferentes como las que viven una familia costarricense y una húngara.

La película de Sudassasi es recomendable, para empezar, por la novedad de ver propuestas de Costa Rica, y más aún realizadas por una mujer (en Madrid está en Pequeño Cine Estudio). En segundo lugar, no es el típico retrato familiar edulcorado, sino que pone el foco en las dificultades del día a día, los pequeños e importantes detalles. Con un tempo fílmico y un estilo visual que recuerda al de Lucrecia Martel, vemos cómo Isabel, una madre joven con dos niñas pequeñas, despierta del letargo de la maternidad, tarea que ha estado ahogando su sueño profesional. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Nov 2019 >>
lmmjvsd
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín