Escrito por Secretariatecnica

Alice Munro, la escultora de relatos

Lumen publica por primera vez en español ¿Quién te crees que eres?, de la premio Nobel canadiense

 

Más que escribir, Alice Munro esculpe las historias. Como si sacara las palabras con cincel de la masa gris del lenguaje y escogiera las adecuadas, no sin antes pulirlas, desnudarlas de adornos retóricos y dejar solo su sustancia. Unas a otras unidas en su desnudez y aparente ‘normalidad’ componen el fraseo contundente pero nada agresivo de su forma de contar.

Lumen publica ahora en castellano ¿Quién te crees que eres?, una colección de relatos publicada originariamente en 1978 bajo el título ‘The Beggar Maid’. Munro no escribe novelas, salvo en casos como éste en que los relatos, por la continuidad de su protagonista principal, pueden leerse de forma independiente o como capítulos de una misma historia. Acompañamos a Rose (¿a ratos un alter ego de Munro?) a lo largo de cuarenta años desde su infancia en Hattary, un pueblo de la provincia de canadiense de Ontario, durante la Gran Depresión, hasta su vida adulta, su matrimonio fracasado, las relaciones poco satisfactorias con otros hombres, sus trabajos y su continua huida. La relación difícil que mantiene con Flo, su madrastra, es otro de los hilos conductores de los cuentos. No sabemos hasta qué punto estos relatos llegan hasta nosotros tal como salieron de su pluma en su primera versión pues es conocida la costumbre de la autora de modificarlos una y otra vez presentando varias versiones de sus obras, a veces con poco tiempo de diferencia entre una publicación y otra. Lo cierto es que, aunque este libro ocupe el cuarto lugar en su extensa producción, encontramos en ella a la Alice Munro que nos captó con obras más tardías como ‘Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio’, ‘Escapada’ o ‘Demasiada felicidad’. Ese sello inconfundible. LEER MÁS »

Margaret Court, Serena Williams, Steffi Graf, Roger Federer, Helen Wills, Chris Evert, Martina Navratilova, Rafael Nadal. Tenistas

 

Y no Margaret, Serena, Steffi, Federer, Helen, Chris, Martina y Nadal, como muchas veces los medios de comunicación se han referido y se refieren a estas y estos tenistas.

Ni Court, Williams, Graf, Roger, Wills, Evert, Navratilova y Rafa, que la lengua evidentemente permite enunciar pero que tampoco sería en absoluto recomendable.

A raíz de la duodécima y meritoria victoria de Rafael Nadal en Roland Garros, se ha vuelto a oficiar el milagro de los panes y los peces pero al revés. Se detectan cambios pero todavía se puede escuchar en algunos medios que quien ha ganado más gran slams del mundo es Roger Federer, y sus veinte trofeos se presentan como la única meta a alcanzar por Rafael Nadal.

Pues bien, el título del artículo simplemente pone por orden de victorias de gran slams a una serie de formidables tenistas. Es decir, ganar una final en la arcilla de Roland Garros, en las pistas duras del Open de Australia o al Open de los USA, o en el césped de Wimbledon. Este cuadro quizás lo deja más claro:

 

LEER MÁS »

Una mujer de hazañas

 

Hay una fotografía que refleja el espíritu indómito de Chus Lago. Fue tomada en 1998, cuando la alpinista gallega afrontaba el mayor desafío de toda su carrera, el ascenso al Everest. Era su segundo intento y la culminación de un sueño de siete años.

En esta foto se la ve ascendiendo lentamente como una trapecista, sin ayuda de cuerda y a más de 7.000 metros de altitud, por la peligrosa arista noreste que conduce a la cima. Un solo paso en falso y la capa de hielo que se encontraba bajo sus pies podría haberse resquebrajado, lanzándola cuesta abajo arrastrada por una avalancha. En aquella ocasión, Chus se quedó a escasos metros de la cumbre pero el Everest se había convertido en una obsesión. Seis meses después, regresaría al mismo lugar y lo conseguiría.

Aquel 26 de mayo de 1999 se convirtió en la tercera mujer (y la primera de nacionalidad española) en coronar el techo del mundo sin oxígeno. Apenas pudo permanecer 20 minutos en la cumbre, los justos para tomarse una foto y contemplar el majestuoso espectáculo a 8.848 metros. Chus Lago, a sus 35 años, había demostrado con su hazaña que una mujer sola, sin necesidad de un ejército de sherpas ni de sofisticados equipos técnicos, podía lograrlo. LEER MÁS »

El renacimiento de la mujer abolida

 

En una edición cuidada y exquisita de LA LINEA DEL HORIZONTE Factoty, que dirige PILAR RUBIO REMIRO, socia de Clásicas y Modernas, crítica cultural, gestora literaria y exlibrera, acaba de aparecer la primera versión traducida de VIDA PRIVADA, de Chen Ran autora nacida en Beijing en 1962 representante de las vanguardias literarias del feminismo chino.

La novela, de fuertes tintes autobiográficos, fue escrita durante la época de oscurantismo de la Revolución Cultural y los sucesos de la Plaza de Tian´anmen y suscitó una atención internacional sin precedentes pudiendo asegurarse que contiene todos los elementos para ser tratada como tal: el inconsciente, el patriarcado, el cuerpo, la madre, la subordinación, un lugar de su realidad, la búsqueda de una manera de amar que no sea apropiación, la experiencia del espejo como lugar del desvelamiento del ser… y con estas ideas de fondo ha sido estudiada propiciando numerosos ensayos.

La protagonista, una narradora, en cierto modo amable, instalada en una conciencia marginal, describe –como en un anacronismo- su vida más íntima a través de sus recuerdos, un potencial caótico, inocente y lúcido a la vez donde los hechos se encadenan a su propio movimiento existencial y los puntos de conflicto se van diluyendo mientras las cosas ocupan su propia correspondencia. LEER MÁS »

Agenda

Calendario

<< Jun 2019 >>
lmmjvsd
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Buscador por categorías

Suscríbete a nuestro Boletín