Arrimadas y Carmena como síntoma

La líder de Ciutadans en Cataluña, Inés Arrimadas, durante la entrevista que mantuvo con Efe en la sede de su partido. EFE/Quique García

La líder de Ciutadans en Cataluña, Inés Arrimadas, durante la entrevista que mantuvo con Efe en la sede de su partido. EFE/Quique García

Se puede estar en las antípodas políticamente de Inés Arrimadas -tan sólo hay que analizar la política lingüística que propugna su partido- y al mismo tiempo sublevarse y considerar una asquerosidad cómo la trató una parte de los medios durante la pasada campaña electoral. (Obviaré las agresiones sexuales verbales que sufrió en las redes sociales o en comentarios a los artículos de prensa.)

El sexismo, el machismo, rezumaba por todos los poros a la hora de criticar y juzgar sus intervenciones, puesto que no se atacaba su ideario ni las políticas que representa, sino a ella personalmente, y ya se sabe que si se es mujer, los ataques personales se transforman en cargas de profundidad. No sé si unos ataques que van contra el hecho de ser mujer y no contra las políticas que propugna consiguen el objetivo que pretenden; me gustaría pensar que no, que se giran contra quien los perpetra.

Puedes leer el artículo completo en el Huffington Post.

También puedes leerlo en catalán.

Agenda

Calendario

<< Dic 2017 >>
LMMJVSD
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Buscador por categorías